Inequidad y miedo: las elecciones federales de 2006 vistas por la televisión

Mucho tiempo se discutieron las condiciones en las cuales se desarrolló el proceso electoral federal de 2006 en México. En esa elección, el panista Felipe Calderón Hinojosa derrotó a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato de la Coalición Por el Bien de Todos (encabezada por el PRD) .  En ese proceso electoral se observó que una campaña “de contrastes” o negativa podía ser exitosa para eliminar la ventaja que tenía el candidato López Obrador al principio del proceso electoral. Tal situación generó enojo entre un segmento de los votantes que consideraron que la elección había sido fruadulenta.

A partir de esta situación, en 2007 Propuesta Civica, Asociación Política Nacional,  realizó una investigación para tratar de entender lo que había sucedido el año anterior. Los investigadores principales fueron Javier Treviño Rangel y quien estas líneas escribe, con la colaboración de Pilar Tavera y la asesoría de Sergio Aguayo Quezada. En la descripción pormenorizada del proyecto se lee lo siguiente:

El vinculo entre los medios, las elecciones y los votantes se ha convertido en un elemento central de consolidación o retroceso de la democracia en el país: a) porque las campañas negativas se han implantado como la manera preferida de proselitismo electoral y porque sus implicaciones en el avance de la democracia son cuestionables; b) porque la inequidad en el acceso de los partidos de oposición a la televisión sigue siendo una práctica cotidiana en diversos estados del país. Esta investigación revisa a la televisión como un canal para transmitir el mensaje de los partidos (sus spots), pero también como un actor que toma decisiones y se involucra en la lucha por el poder (otorgando un mejor trato a ciertos partidos en detrimento de otros). Para ello, la investigación se ha desarrollado en dos partes: se hace un análisis sobre la inequidad durante las campañas y se indaga el posible impacto de la campañas negativas en la participación y percepción de los votantes.

Esta investigación cubrió dos elementos centrales para el desenlace de ese proceso electoral: el grado de inequidad en el acceso de los partidos a los medios de comunicación durante las campañas electorales y se exploró el uso del miedo (en particular, el despliegue de pánicos morales) como estrategia para atraer (o enajenar) votantes, así como el impacto de las campañas negativas en la percepción del electorado.

Mediante una investigación rigurosa que se apoyó en las encuestas de opinión pública levantadas ese año, se evidenció el impacto que los spots negativos tuvieron sobre la percepción de la imagen del candidato de la CPBT, López Obrador. El despliegue de las campañas negativas tuvo efectos en la inhibición de la participación de voantes, en la creación de una atmósfera crispada y en una reactivación de la desconfianza en las instituciones y procedimientos electorales.

Asimismo, se comprobó que en 2006 la inequidad en el acceso de los partidos a los medios de comunicación seguía siendo una práctica sostenida a lo largo del país. Se demostró que la cobertura televisiva de información de campañas tendío a dar mayor espacio al partido que ocupa la gubernatura, con lo que las televisoras otorgaron un trato privilegiado a quienes se encuentran en el poder en el ámbito geográfico en el que se encuentran. Esa doble dimensión se combinó e  influyó en el resultado de las elecciones presidenciales de 2006.

Cabe destacar que esta investigación ganó el primer lugar en la “Evaluación de las Actividades Editoriales de Educación y Capacitación Política y de Investigación Socioeconómica y Política para el Financiamiento Público a las Agrupaciones Políticas Nacionales durante el año 2007”, en el rubro de “Investigación socioeconómica y política 2007” del Instituto Federal Electoral (IFE).

Les dejo la investigación que puede ser citada, dando el crédito correspondiente.

Democracia: medios de comunicación y elecciones en México

Este libro es el resultado de un estudio desarrollado en Fundar, Centro de Investigación y Análisis, en el cual quien esto escribe fue uno de los autores, en específico el encargado de la investigación empírica, mientras que Javier Treviño Rangel realizó la investigación teórica e interpretación, y Sergio Aguayo Quezada fue el responsable de la supervisión, interpretación y redacción.

En la introducción del resumen ejecutivo se afirma que:

De acuerdo al IFE, la cobertura televisiva de las elecciones presidenciales de 2006 fue equitativa en tiempos e imparcial en contenidos. Esta investigación refuta dicha conclusión y demuestra que, con algunas excepciones, persistió a inequidad y la parcialidad, y que las campañas negativas, además de ilegales, influyeron en el contenido de noticiarios. Fenómenos similares se encontraron en elecciones locales realizadas en 2007 y 2008, y en la cobertura mediática de la llamada Ley Televisa. Otro aspecto valorado en este estudio es el creciente uso de internet como arma política.

Y la principal conclusión de la investigación fue que:

La cobertura en medios electrónicos sigue padeciendo inequidad en tiempos, parcialidad en contenidos y campañas negativas. En el trasfondo, está el enorme poder e influencia de las televisoras.

Se llegó a esta conclusión mediante la aplicación de la metodología del análisis de contenido en 13 campañas electorales estatales celebradas entre 2007 y 2008, en algunas estudiando la cobertura informativa que dieron a los partidos contendientes, y en todas analizando las campañas proselitistas de los partidos políticos. Esos resultados fueron contrastados con los hallazgos de una revisión de la cobertura de las campañas electorales de 2006 que concluyó que hubo parcialidad en la cobertura de esa elección controvertida por parte de medios locales.

Asimismo, se detectó la presencia de campañas negativas en YouTube en casi todas las elecciones locales analizadas (no hubo presencia de las mismas en televisión abierta debido a la aprobación de la reforma electoral constitucional de 2007 que prohibía la compra de tiempos a terceros en medios electrónicos).

De manera complementaria, se realizó un monitoreo de la cobertura que tres noticiarios de la ciudad de México (Hechos, de TV Azteca, El Noticiero con Joaquín López Dóriga y Once Noticias del Canal 11 del IPN) dieron de la discusión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de la llamada “Ley Televisa”, con el objetivo de establecer si la inequidad y parcialidad estaban restringidos a los comicios o si se extendían a otros temas.

Fue una investigación amplia que abordó diversos temas relacionados con medios de comunicación y elecciones que dio cuenta que existían carencias tan serias en la democracia mexicana y a llevar a proponer algunas recomendaciones sobre lo que debiera investigarse por parte de organizaciones de la sociedad civil interesadas en la democracia.

Esta es una asignatura pendiente aún después de varios años que se publicó esta investigación.

El texto puede ser citado, dando crédito a los autores.

Presentación de ideas principales de tesina sobre monitoreo electoral en México 1994-2000

En una entrada previa se presentó mi tesina titulada “Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México: Análisis de la experiencia de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, 1994-2000“.

En esta ocasión, comparto la presentación que sintetiza los aspectos principales de esa investigación desarrollada en la AMDH; puede ser de interés en la medida que están sintetizadas sus principales ideas, así como una serie de gráficas que dan cuenta de la modificación de la cobertura televisiva, la cual tendió a ser más equitativa en las elecciones de 2000 respecto de las elecciones previas (en particular, las de 1988 y 1994).

Por supuesto, que esta obra puede ser utilizada a condición de citar la fuente y dar crédito al autor.

Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México

Entre 1992 y 2001 colaboré en la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH) realizando monitoreo de la cobertura de medios de comunicación, principalmente, televisión, en el contexto de la observación electoral impulsada desde organizaciones como Alianza Cívica (hubo otra vertiente menor en el tema de protección a periodistas).

Esta actividad fue posible gracias al apoyo de Sergio Aguayo Quezada quien me invitó a preparar una metodología basada en el análisis de contenido para evaluar la cobertura que los medios de comunicación realizaban de los procesos electorales en México a principios de los años noventa. Fue una experiencia enriquecedora que permitió conocer con datos duros la inequidad existente en los medios que tendía a favorecer sistemáticamente al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Esta actividad sistemática se sistematizó en la tesina “Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México: Análisis de la experiencia de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, 1994-2000“. Esta obra constituye una sitermatización de la metodología aplicada a la cobertura electoral de medios de comunicación, así como de los resultados alcanzados en este proceso que permitieron una mayor presencia de los diferentes partidos políticos en los noticiarios en las elecciones de 2000.

(Desafortunadamente, esa equidad se terminó agotando en las elecciones federales de 2006 y 2012 . En ese sentido, deberíamos ocuparnos en la búsqueda de la equidad perdida antes que las elecciones pierdan la credibilidad que aún tienen.)

Esta tesina da cuenta del trayecto intelectual que dio pie a elecciones más equitativas en el año 2000. Puede ser descargada y citada, siempre y cuando se dé el crédito correspondiente.