La posverdad como nueva forma de formar opinión

El año pasado se consolidó a nivel mundial una nueva forma de relacionarnos con la verdad, al surgir el término de la “posverdad”; para el Diccionario Oxford, que la nombró como el término del año 2016, “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Este término tuvo repercusiones en la realidad: empezamos a ver que en campañas políticas celebradas en diferentes países, diferentes políticos empezaron sin empacho y sin rubor a hacer afirmaciones que no se sustentaban cuando se revisaban y verificaban; eso fue evidente en los casos de la campaña que logró el retiro de Gran Bretaña de la Unión Europea y en la que llevó a la Casa Blanca a Donald Trump en Estados Unidos. Hablamos del término de la “posverdad”.

La periodista Soledad Gallego-Díaz, nos recuerda que en la política de no pocos países la “negación absoluta de los hechos, de los datos y de la evidencia, sin la menor precaución ni decencia, está a la orden del día en conferencias de prensa, comparecencias públicas y discursos ante Parlamentos o instituciones“.

Dada la trascendencia que tuvo este término, surgió en los periodistas la urgencia de definir, comprender y decidir qué actitud se debía tomar para enfrentar el fenómeno de la posverdad, que significaba dejar de lado como guía para la acción a la verdad construida a partir de hechos verificables y comprobables, lo que tendría repercusiones más allá de la coyuntura.

Se estaba dinamitando un concepto nacido con la idea de la ciencia y del conocimiento sistemático a partir de un método que permite llegar a obtener en sucesivas aproximaciones a la verdad, el conocimiento en el que hay acuerdo generalizado por la manera en que se alcanzó; los hechos objetivos ceden su lugar como motor de acción y de visión del mundo a la emoción y la creencia personal (por cierto, los primeros son algunos de los valores en los que se sostiene la formación universitaria de nuestros días).

En los siguientes artículos se encontrará una discusión del término y de sus significaciones para el futuro:

Rubén Amón. ‘Posverdad’, palabra del año.

Raúl Trejo Delarbre. Con ustedes, la posverdad.

Entender el fenómeno de la posverdad es relevante para quienes se están preparando para ejercer el periodismo; la gran pregunta es cómo lograr en este mundo de la globalización. que las historias generadas a partir del oficio periodístico y publicadas en medios de comunicación “tradicionales” tengan más relevancia que las llamadas noticias falsas (la otra cara de la posverdad).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s