Las elecciones federales de 1994 en México según los noticiarios 24 horas de Televisa y Hechos de Televisión Azteca, 3 de enero al 29 de abril de 1994

En este año 2015 se cumplen 21 años de la realización del primer monitoreo de elecciones federales en México realizado por una organización no gubernamental, la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH). Sergio Aguayo Quezada, entonces presidente de la AMDH, impulsó la idea de que los derechos políticos eran también derechos humanos y consideró relevante alentarlos en nuestro país. Esa idea fue muy importante en un contexto del régimen con hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual se asumía democrático, pero que en los hechos era antidemocrático.

Por ejemplo, cada vez que los resultados de los procesos electorales que le eran adversos, el partido en el poder hacía todo lo posible para no respetarlos. Inclusive, sucesivas fases de los procesos electorales eran controladas por el Estado (empezando que las autoridades electorales eran funcionarios gubernamentales). Otra faceta relevante de este conjunto de mecanismos de control eran los medios masivos de comunicación: la prensa escrita, la radio y la televisión sólo presentaban información favorable del gobierno e ignoraban o descalificaban a los opositores, con lo que no se cumplía un requisito esencial de un proceso democrático: que los electores contaran con información objetiva que les permitiera votar de manera informada.

En ese contexto, se ubica la relevancia de este primer informe acerca de la manera cómo los dos principales noticiarios nocturnos de la televisión en esa época, 24 Horas de Televisa y Hechos de la entonces recientemente privatizada TV Azteca, cubrieron las campañas presidenciales de 1994. Para tal fin, se conformó un pequeño equipo de investigación en el que participaron Luz Paula Parra Rosales y quien escribe estas líneas, el cual durante el año previo se dedicó a diseñar y a aplicar una metodología basada en el análisis de contenido que arrojara cifras duras de cómo realizaban estos noticiarios la cobertura de los diversos partidos. Se sabía que ambos espacios privilegiaban al PRI y a sus candidatos, pero era necesario cuantificar y determinar el grado de desequilibrio.

Así, por primera vez este informe, dado a conocer en mayo de 1994, documentó que había una desproporción en la forma como se cubrían las actividades electorales en favor del PRI y de sus candidatos a la presidencia (Luis Donaldo Colosio y, cuando murió asesinado, Ernesto Zedillo Ponce de León).

Las conclusiones y las cifras que presenta este informe serán de utilidad para los ciudadanos interesados en conocer cómo cubrían las dos principales televisoras los procesos electorales en México hace 21 años; una posible conclusión es que, desafortunadamente, no ha cambiado mucho la cobertura, la cual sigue favoreciendo al partido del régimen.

Finalmente, la publicación de este informe aportará datos que dan cuenta de la forma como Jacobo Zabludovsky, periodista recientemente fallecido y conductor titular de 24 Horas por varias décadas, cubrió el relevante proceso electoral de 1994.

Quedan en el tintero muchas ideas, pero las iré comentando en el camino. Por supuesto, son bienvenidos comentarios y observaciones.

P. D. Se agregó al final del informe un glosario para facilitar la lectura. Asimismo, este informe fue incluido en un libro escrito en colaboración con Luz Paula Parra Rosales: Los procesos electorales en los medios de comunicación: Guía para el análisis de contenido electoral en México. (México, Universidad Iberoamericana-AMDH, 1995).

 

Presentación de ideas principales de tesina sobre monitoreo electoral en México 1994-2000

En una entrada previa se presentó mi tesina titulada “Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México: Análisis de la experiencia de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, 1994-2000“.

En esta ocasión, comparto la presentación que sintetiza los aspectos principales de esa investigación desarrollada en la AMDH; puede ser de interés en la medida que están sintetizadas sus principales ideas, así como una serie de gráficas que dan cuenta de la modificación de la cobertura televisiva, la cual tendió a ser más equitativa en las elecciones de 2000 respecto de las elecciones previas (en particular, las de 1988 y 1994).

Por supuesto, que esta obra puede ser utilizada a condición de citar la fuente y dar crédito al autor.

Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México

Entre 1992 y 2001 colaboré en la Academia Mexicana de Derechos Humanos (AMDH) realizando monitoreo de la cobertura de medios de comunicación, principalmente, televisión, en el contexto de la observación electoral impulsada desde organizaciones como Alianza Cívica (hubo otra vertiente menor en el tema de protección a periodistas).

Esta actividad fue posible gracias al apoyo de Sergio Aguayo Quezada quien me invitó a preparar una metodología basada en el análisis de contenido para evaluar la cobertura que los medios de comunicación realizaban de los procesos electorales en México a principios de los años noventa. Fue una experiencia enriquecedora que permitió conocer con datos duros la inequidad existente en los medios que tendía a favorecer sistemáticamente al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Esta actividad sistemática se sistematizó en la tesina “Monitoreo electoral de cobertura televisiva de las elecciones federales en México: Análisis de la experiencia de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, 1994-2000“. Esta obra constituye una sitermatización de la metodología aplicada a la cobertura electoral de medios de comunicación, así como de los resultados alcanzados en este proceso que permitieron una mayor presencia de los diferentes partidos políticos en los noticiarios en las elecciones de 2000.

(Desafortunadamente, esa equidad se terminó agotando en las elecciones federales de 2006 y 2012 . En ese sentido, deberíamos ocuparnos en la búsqueda de la equidad perdida antes que las elecciones pierdan la credibilidad que aún tienen.)

Esta tesina da cuenta del trayecto intelectual que dio pie a elecciones más equitativas en el año 2000. Puede ser descargada y citada, siempre y cuando se dé el crédito correspondiente.

El EZLN y los orígenes de la Social Netwar según la Rand Corporation

Mucho de lo que estamos viviendo en términos del uso de la información en internet para hacer avanzar causas sociales ( una de las formas cotidianas en que son usadas redes sociales como twitter y facebook), y que hoy nos parece cotidiano, se gestó durante el levantamiento zapatista de 1994 en México.

El 1 de enero de 1994, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) atacó posiciones del Ejército mexicano en Chiapas, llegando a ocupar San Cristóbal de las Casas. Lo que parecía la locura de un movimiento armado dispuesto a una guerra frontal contra el Estado mexicano devino, al cabo de unos días, en un movimiento sui generis que empezó a reorientarse al campo las ideas y de la reivindicación de quienes habían sido excluidos del progreso; ello fue posible gracias a la habilidad del subcomandante Marcos, quien entendió que dar la batalla de las ideas para transformar a México era el espacio donde el EZLN podía hacer germinar una nueva conciencia social.

Este movimiento generó un nuevo tipo de guerra, la “Social Netwar“,  que se convirtió en estudio de caso para académicos, para los centros de pensamiento (think thanks) y para ejércitos (como el de Estados Unidos), que deseaban entender la naturaleza de este nuevo tipo de movimiento social, pero más relevante, sus consecuencias para la geopolítica internacional, así como para su estrategia militar de esos ejércitos profesionales.

Uno de esos estudios fue “The Zapatista Social Netwar in Mexico“, un estudio publicado por la Rand Corporation; era claro que se había gestado una revolución basada en la información, que estaba conduciendo al surgimiento de nuevas formas de organización en redes; de esta manera, el EZLN generó la posibilidad que grupos pequeños antes aislados entre sí pudieran comunicarse, vincularse y cordinar acciones colectivas como nunca antes había sido posible; de esta manera se dio el surgimiento de la ” Social Netwar” o “guerra social de redes en internet”, en la cual los protagonistas aprovechan el uso de formas de organización, de doctrina, estrategia y tecnología en red, lo que les permite desarrollar capacidades de guerra frente a ejércitos profesionales.

Lo anterior significó un desafío para los ejércitos tradicionales quienes estaban preparados para la guerra como un enfrentamiento bélico contra ejércitos de otros países, pero que no sabían cómo podrían enfrentar actores que buscaban transformar el orden establecido mediante la información y su vinculación con otras organizaciones afines, no sólo locales, sino en otros países.

Debido a que todavía podemos afirmar sigue vigente esta forma de “guerra social de redes en internet” , conviene regresar a conocer esta obra de la Rand Corporation dirigida por David Ronfeldt, del International Studies Group de la Rand y John Arquilla, del Interdisciplinary Academic Center, U.S. Naval Postgraduate School. Este estudio es el resultado de una investigación sobre la “Estabilidad y el Ejército en México“; en el mismo se encontrará la definición de la “guerra  social de redes en internet”, así como un estudio de su naturaleza (organización, doctrina y estrategia) a partir de la experiencia del EZLN. Es un texto que vale la pena ser recuperado.

The Zapatista Social netwar in Mexico” puede ser consultada aquí.

P.D. Hay una historia que contar en torno al papel que la Academia Mexicana de Derechos Humanos jugó para dar a conocer información del conflicto armado en 1994, y que le hizo formar parte de esta historia, pero eso será en otra ocasión.